Dentro del conjunto de Técnicas de Reproducción Asistida, la ovodonación o donación de óvulos, es la técnica utilizada en aquellos casos en los que no se ha podido conseguir un embarazo con óvulos propios, y probablemente aquella en la que los aspectos emocionales cobran mayor importancia. 

.

En la mayoría de los casos, las parejas o mujeres solteras que se plantean la ovodonación, han atravesado ya fracasos previos con técnicas de reproducción asistida utilizando sus propios óvulos, con lo que además de las consecuencias psicológicas propias de los problemas de fertilidad se suman las particulares de la ovodonación:

.

Consecuencias emocionales

Por un lado, el desgaste acumulado en tratamientos anteriores ha producido ya una sobrecarga crónica que a menudo genera un estado emocional pseudo-depresivo. Por otro lado, la ovodonación es vivida como “el último cartucho” por lo que se acentúan las ansiedades en torno al fracaso “¿y si tampoco lo consigo así?” “¿y si nunca consigo ser madre?”. Además está la cuestión genética. Para la mujer, asumir que no podrá proporcionar su propia información genética a sus hijos (duelo genético) es una tarea muy difícil de elaborar. Es vivida como una herida narcisista, con una profunda sensación de fracaso, de culpa y de pérdida. Además, el hecho de tener que aceptar la contribución genética de una donante anónima, desconocida, despierta muchos miedos en relación a la donante y al futuro bebé. Es muy frecuente que la mujer tenga dificultades para imaginarse a su bebé, para hacerlo suyo (sentirse “menos madres”), o que anticipe ciertos temores de rechazo.

,

Por otro lado, a la ovodonación siempre le acompaña cierto halo de secretismo. La comunicación respecto a de qué manera concebimos a nuestros hijos es una cuestión muy personal, y lo es más para las parejas o mujeres que recurren a ovodonación, puesto que el temor a encontrar la incomprensión o desaprobación de los demás genera aún más inseguridades. Comunicarlo o no a la familia y personas más cercanas, comunicarlo o no al futuro bebé, cuándo y cómo hacerlo… son algunas cuestiones que se deben resolver durante el proceso.

.

“¿Cómo será la donante? ¿Por qué lo hará? ¿Tendrá una buena salud mental y física? ¿Y si le transmite algo malo?” “¿Seré capaz de querer a mi bebé como si fuera de mis propios óvulos? ¿Y si le rechazo? ¿Y si no le quiero? ¿A quién se parecerá? ¿Me querrá igual mi bebé si sabe que recurrimos a ovodonación? ¿Si se lo comunico a mi familia, lo entenderán? ¿Cómo se lo explicaré a mi hijo?”… Estas son sólo algunas de las preguntas que pasan por la cabeza de todas las mujeres que recurren a ovodonación. Y es que… aunque hoy asumimos la donación de gametos como una alternativa médica más en el tratamiento de la infertilidad, las implicaciones emocionales, psicológicas e incluso éticas que tienen para los receptores son de gran importancia. Por este motivo, la ayuda del psicológo especialista en infertilidad, bien en el propio centro médico si disponen de este servicio, o bien desde un servicio externo al centro médico, es fundamental para acompañarse desde el propio proceso de toma de decisión.

,

,

Acompañamiento psicológico:

La tarea del psicológo especialista en Psicología Reproductiva en los casos de ovodonación, consiste en ayudar a la pareja o mujer fundamentalmente a recuperar el deseo de ser padres, que a veces queda eclipsado por las ansiedades que despierta todo el proceso. Así, el psicológo le ayudará a:

  • Dar pasos adecuados en el proceso de toma de decisiones
  • Elaborar el duelo genético
  • Resolver las ambivalencias y fantasías en torno a la donante.
  • Esclarecer las cuestiones en torno a la comunicación (si se va a comunicar a alguien de la familia, cómo se contará en el futuro al propio hijo/a, cómo y cuándo hacerlo, etc)
  • Desarrollar estrategias para afrontar y elaborar la ansiedad, la tristeza, y otras emociones a menudo frecuentes como la culpa, la pérdida, el vacío y la vergüenza
  • Favorecer la autoafirmación y el apoyo social.
  • Focalizar en el deseo de ser padres, y ayudar a la construcción mental de su futuro bebé, hacerlo propio.

 

Algunos consejos útiles si te planteas recurrir a la ovodonación

 

En primer lugar, es muy importante informarse de todas las implicaciones que conlleva la técnica, y valorar el coste emocional y financiero. La ovodonación es una técnica que permite a muchas parejas o mujeres solteras tener hijos, pero no deja de ser una decisión muy personal recurrir a ella o plantearse otras alternativas, como la adopción o una vida sin hijos.

,

Si finalmente decidimos recurrir a la ovodonación es muy importante informarse, buscar apoyo, tanto del equipo profesional médico de su centro de tratamiento (sin temor o vergüenza a preguntar y resolver todas las dudas que puedan surgir), como de un psicólogo especialista en infertilidad, y de grupos de autoayuda o foros específicos en los que encontrará el testimonio de otras parejas que han pasado o están pasando por procesos similares.

,

Por otro lado, y aunque es una de las técnicas con mayores tasas de éxito, es importante ser conscientes de que, como en otras técnicas de Reproducción asistida, no siempre logramos nuestro objetivo en el primer intento. Por lo que es aconsejable plantearse previamente dónde pondremos el límite.

,

,

Ser madre es una función, no un hecho biológico. Es la función que realicemos como padre y/o madre el principal nutriente de cualquier bebé: el amor, el vínculo que se crea, las identificaciones y las vivencias… es lo que define una familia. Además, la epigenética nos está enseñando que nuestras propias vivencias y experiencias en el ambiente marcan nuestro material genético. Cuando el óvulo fecundado se implanta en el útero de la mujer se inicia una comunicación. En otro útero, ese futuro bebé no tendría las mismas características inmuno-genéticas, porque la receptora produce cambios en el embrión. El intercambio es real.

,

La mayoría de los especialistas en Psicología y Medicina Reproductiva que asistimos a parejas que llevan a cabo este proceso, observamos que aunque en algunos casos las dudas, miedos y preocupaciones acompañan a la mujer o la pareja incluso durante el embarazo y el parto, finalmente cuando cogen al bebé en sus brazos, todas están rotundamente felices.

,

Compartir

4 comments

Hola, me gustaría saber si lo que dicen que en la ovodonación la madre gestadora aporta algo de genética o esa algo que te dicen para endulzar la píldora. Un saludo y muchas gracias

Hola Marta,

Efectivamente hay un intercambio real entre la madre receptora de una donación de óvulos y el embrión. Durante el desarrollo del embrión dentro del útero. Es lo que se conoce como Epigénetica. La regulación epigenética es especialmente importante durante el desarrollo fetal en el que ocurren procesos determinantes para la vida del futuro bebé, como la especialización celular. El embrión durante desarrollo obtiene elementos a través del fluído materno que se unirán a sus genes, por lo que la madre participa de la información genética del bebé.

Un saludo

Verónica

embarazo psicologico

¿la afección mental podría tener un riesgo fuerte dentro del equilibrio corporal o llegar a afectarlo?

Hola, no estoy segura de comprender bien la pregunta en cuanto a si está relacionada con el contenido del post (la ovodonocación), pero trataré de responder de una forma general. Son muchos los estudios que sugieren que el desajuste emocional no ayuda en la evolución de los problemas de salud física. En muchas ocasiones, este desajuste es provocado por la aparición de la enfermedad, en cuyo caso, la evidencia científica apoya el beneficio que el tratamiento psicólogico aporta el curso y desarrollo de la enfermedad. Sin embargo, es más discutible que los problemas emocionales (previos a la enfermedad) puedan tener repercusiones en la salud; los resultados de la literatura científica a este respecto son contradictorios.

Un saludo,

Verónica Sanmartín

Deja un comentario

*